Uso del aceite de oliva como medicamento, bases cientificas, investigacion

Aceite de Oliva como medicamento

Uso del aceite de oliva como medicamento, bases cientificas, investigacion

Bookmark and Share  

Existe cada vez mayor evidencia científica de los beneficiosos efectos que los ácidos grasos monoinsaturados -y, en especial, el aceite de oliva- ejercen sobre la salud.

Los estudios más recientes que se han llevado a cabo en relación con sus propiedades antioxidantes indican que ejercen claros efectos preventivos frente a muchas enfermedades graves y, más en concreto, sobre las cardiovasculares.

Los beneficios de una dieta que contenga aceite de oliva han sido demostrados indefectiblemente mediante múltiples estudios bioquímicos y clínicos así como a través de estudios de población realizados en Europa y Estados Unidos. Según los mismos hay una estrecha relación entre los infartos de miocardio y los niveles de colesterol en sangre debidos a una dieta rica en grasas saturadas. De hecho, países como Italia, Grecia, Yugoslavia y Japón, donde la dieta es tradicionalmente rica en grasas vegetales (aceite de oliva y aceite de soja), presentan una incidencia mucho menor de infartos cardíacos mientras que Estados Unidos, Finlandia y los Países Bajos, donde existe un consumo elevado de grasas animales, tienen una mayor incidencia de cardiopatía coronaria.

En su día, el Estudio Framingham y el Estudio de la Administración de Veteranos demostraron que una dieta con escaso contenido en grasas animales y rica en grasas vegetales reducía la incidencia de infarto de miocardio en un 31% y de muerte súbita también en un 31%. Estos datos constituyeron la base de un gran cambio producido en los hábitos nutricionales de EE.UU. y Finlandia que, en aquellos momentos, registraban la mayor incidencia de insuficiencia cardíaca coronaria y mortalidad por infarto de miocardio en todo el mundo. Al cabo de pocos años se empezaron a notar los efectos de esos cambios en la dieta. Por ejemplo, en EE.UU. se produjo en sólo doce años una reducción de 850 a 420 (sobre 100.000) casos de infartos. Desde entonces se están llevando a cabo estudios más específicos al objeto de descubrir a qué elementos de la Dieta Mediterránea cabe atribuir esos beneficiosos efectos. Y los resultados demuestran que, entre los elementos más importantes (carbohidratos complejos, fruta, verduras, legumbres, aceite de oliva y vino), el aceite de oliva es realmente esencial para la salud.

Otro de los resultados obtenidos se centra en la incidencia del aceite de oliva en la longevidad. En ese sentido, el elevado contenido en antioxidantes parece contribuir de modo importante al efecto que la Dieta Mediterránea ejerce sobre la longevidad. De hecho, en Italia y Grecia la esperanza de vida es más elevada que en los países del Norte de Europa a pesar de contar con un mayor número de fumadores; y no hay indicio alguno de tendencia a la baja. Por otra parte, según un estudio italiano publicado por la revista Neurology en Mayo de 1999, una dieta con un contenido elevado de ácidos grasos monoinsaturados protege frente a la pérdida de memoria y a las funciones cognitivas, a menudo asociadas con la edad.

El estudio, realizado por el profesor Antonio Capurso del departamento. de Geriatría de la Universidad de Bari se basó en el seguimiento de 278 sujetos de edad avanzada elegidos al azar que no padecían enfermedades neurológicas ni psiquiátricas con alteraciones cognitivas y que se sometieron tanto a evaluaciones neurofisiológicas como a valoraciones dietéticas. Todos los participantes en el estudio siguieron una Dieta Mediterránea típica (ingesta de ácidos grasos monoinsaturados equivalente al 17,6 por ciento de las calorías totales, de las que el 85% procedía del aceite de oliva, un consumo moderado de vino, carne, leche y productos lácteos, así como un consumo elevado de legumbres, cereales, frutas y verduras).

El estudio presentado por el Profesor Capurso sugirió que una ingesta elevada de ácidos grasos monoinsaturados podría preservar las funciones cognitivas de las personas sanas en edad geriátrica. Este efecto podría estar relacionado con el papel que desempeñan los ácidos grasos en el mantenimiento de la integridad estructural de las membranas neuronales.
Los ácidos grasos monoinsaturados son los componentes de las membranas neuronales y es bien sabido que en el proceso de envejecimiento se requiere una mayor cantidad de esos elementos.
Los mecanismos protectores del aceite de oliva, especialmente en enfermedades cardiovasculares, se deben fundamentalmente a los ácidos grasos monoinsaturados -en especial, ácido oleico- y a las sustancias antioxidantes que contiene, como la vitamina E y los compuestos fenólicos.

El legendario árbol del olivo y el aceite obtenido de sus frutos han acompañado la historia de la humanidad. Desde el principio, el olivo y sus frutos han estado presentes en la historia de los hombres; ya sea en sagrados rituales o en la vida cotidiana, el Aceite de Oliva fue utilizado no sólo para enriquecer los alimentos sino también en diversas técnicas de masaje y en cosmética.

Los numerosos utensilios por la recolecta y molienda de la oliva, hallados por los arqueólogos en varias excavaciones en el área mediterránea, así como muchos pasajes de la Biblia y del Corán, demuestran la importancia histórica de la oliva y de su aceite.

El origen del cultivo del olivo es incierto. Por un lado se conoce el oleastro, matorral espinoso de frutos pequeños, pocos útiles para el hombre, pero muy extendido en el ámbito mediterráneo. Se piensa, por otro lado, que en la edad de Cobre (4000 A.C.), en Oriente Próximo, fue seleccionada una variedad de frutos grandes y carnosos, conseguida por hibridaciones entre olivos africanos y orientales. El fruto del olivo fue, entonces, utilizado inmediatamente con fines alimenticios. El aceite, obtenido de las aceitunas con métodos aún primitivos, era utilizado con diversos objetivos: como alimento, como ungüento, como alimentación de lámparas… El mismo arte de la medicina se basa, principalmente, en el empleo de ungüentos a aplicar sobre el cuerpo o brebajes para tomar. Es interesante saber que, en Babilonia, al médico se le conocía como “asu”, es decir “conocedor de los aceites.”

El primer cultivo del aceite se desarrolla, por lo tanto, en una región incluida entre Palestina, Creta, Egipto. Durante esta época, se van depurando, progresivamente, las tecnologías de extracción del Aceite de Oliva. Posteriormente el Aceite de Oliva se convierte en una sustancia de capital importancia en la Grecia Antigua. Existen testimonios de la presencia de olivos desde el siglo XIV A.C. en el área de Micena. La importancia de este cultivo se certifica con una notable serie de citas literarias, además de la presencia del olivo en la mitología. La producción aceitera griega, junto a la fenicia, invade el Mediterráneo, transportada a través de ánforas de cerámica y odres de piel. Cada comunidad griega del Mediterráneo utilizaba un tipo distinto de ánfora, por lo que se podía reconocer fácilmente la procedencia de la mercancía en los mercados. El transporte en odres de piel, más limitado, es en todo caso característico: la realidad agrícola mediterránea es tan conservadora que este sistema de transporte ha persistido hasta hace pocas décadas. En la primera mitad del siglo XX en la Liguria italiana, aún se utilizaban odres de piel para cortos transportes de aceite.

ESQUEMA DE UN LOCAL DESTINADO A LA MOLTURACIÓN

DE ACEITUNAS, GAZA (PALESTINA). SIGLO VI A.C.:

A-contrapesos, B,viga, C-gran monolito en el cual se encastraba la viga, D-contenedor para las aceitunas, E-vaso en el que se depositaba el aceite de oliva, F-tina utilizada para mezclar los orujos antes de llevarlos nuevamente a la prensa.

PALESTINA

Muchas poblaciones del área palestina estuvieron particularmente dedicadas al cultivo del olivo. Entre éstas, emergió la tribu de los Filisteos, que ha dejado vestigios de complejas estructuras, de gran dimensión, para la elaboración del olivo. También en Israel han sido hallados elementos que, en su día, constituyeron los primeros, y rudimentarios, sistemas de extracción del Aceite de Oliva. En algunos casos ha sido posible hacerlos funcionar durante reconstrucciones de arqueología experimental.

Los métodos utilizados pueden ser fechados en el 5.000 A.C. Se trata de morteros de piedra, donde las aceitunas eran convertidas en pasta a fuerza de brazos, utilizando rudimentarios recipientes hechos de ramas de aceituna entrelazadas y prensas de piedras sobrepuestas. En la vida campesina los cambios son muy lentos, se van produciendo a lo largo de los siglos.

ARCAICO MODELO DE PRENSA. GEZAR (PALESTINA)

Las aceitunas eran depositadas en el depósito A. Los operarios, que se encontraban en el lugar B, cargaban las aceitunas con los pesos B, y recogían el aceite en el depósito D.

La más significativa presencia de olivos en Palestina, todavía hoy, es el lugar donde, según la tradición, se encontró el huerto del Gethsemaní, en el cual Jescristo rezó al Dios Padre.Aún podemos encontrar allí ocho olivos multicentenarios. Pero el mismo término Gethsemaní indica la presencia de un cercano lagar por las aceitunas.

CRETA

La civilización cretense floreció entre el 3.000 y el 1450 a.C.. El cultivo del olivo fue, probablemente, la base de este desarrollo. Desde Creta el Aceite de Oliva se exportaba a Egipto, donde se utilizaba con finalidades alimenticias y de cosmética. Las ruinas del granedificio-ciudad de Knosso revelan la presencia de varios sistemas para la extracción del aceite y grandes recipientes cerámicos, además de cisternas pavimentadas; las tabletas de arcilla de las bibliotecas y los archivos revelan lugares de cultivo del olivo y destinosdel aceite.

INTERIOR DE UN LABORATORIO DE UN PREPARADOR DE UNGÜENTOS: TRES APRENDICES MACHACAN ACEITUNAS Y HIERBAS EN EL MORTERO. DE UNA TUMBA EN TEBAS (EGIPTO), ALREDEDOR DEL 1500 A.C.

El cultivo del olivo en Egipto es contrastado a partir del 2.000 A.C., durante la XVIII dinastía (1580-1320 A.C.). Los mayores plantíos se encontraban a lo largo del delta del Nilo, cerca de Alejandría. En la imagen, procedente de una tumba de egipcia, del 1500 A.C., se puede ver algunos esclavos moliendo aceitunas en un mortero.

EGIPTO

La importación del Aceite de Oliva cretese es una de las decisiones económicas más importantes del antiguo Egipto (2.000 A.C.). El aceite, mezclado junto a otras esencias, fue particularmente estimado en el campo de la cosmética. En este caso, los preciosos ungüentos fueron conservados en las llamadas “macetas de estribo”. Con estos ungüentos se intervino también sobre las momias. Ramitas de olivo ciñeron las mismas momias como coronas y como collares. Notable fue, también, el empleo del aceite en las lámparas votivas.

PRIMITIVO TORNO A. COSTAL; DE UNA TUMBA EN TEBAS (EGIPTO), ALREDEDOR DEL 1500 A.C.

GRECIA ANTIGUA

A partir del 1876 las excavaciones de los arqueólogos alemanes en el área de Micene, Tirinto y Argolide descubrieron semillas de olivo, lámparas de aceite y recipientes para la comercialización del aceite (jarros, pithoi). Al mismo tiempo, las técnicas de extracción del Aceite de Oliva fueron también aplicadas a muchos otros vegetales, como el ricino.

El Aceite de Oliva en La Odisea En la Odisea, la presencia del olivo se repite varias veces; por ejemplo, Ulises y sus compañeros utilizan una viga de olivo para cegar al Cíclope. A menudo suceden episodios en que los protagonistas son untados de Aceite de Oliva, como habitualmente ocurría en la época. El aceite también se utilizó en el apresto, para untar el hilo. Quizás el paso más célebre es el relativo a la cama nupcial de Ulises. Él mismo (Libro XXIII) “cortó un enorme olivo de vasta hojarasca y os construyó a su alrededor una habitación”. Trabajó por lo tanto el tronco, encastándo en él adornos de oro, plata y marfil, creando un precioso y único tálamo.

El mismo origen de Atenas es relacionado a la instalación del olivo por parte de Atenea, en lucha con Poseidón por la supremacía en la protección de la ciudad. Para calmar la contienda entre ellos, el sumo Zeus intervino, y estableció conceder el dominio de aquel territorio a quien fuera capaz de aportar el regalo más útil para la humanidad. Poseidón llevó un caballo, animal resistente, veloz y capaz de aliviar el trabajo de los hombres; Atenea, en cambio, apareció con una pequeña ramita retorcida entre las manos, de sutiles hojuelas de color verde argénteo. Poseidón ya estaba saboreando la victoria cuando Atenea empezó a explicar las extraordinarias propiedades del olivo: una planta fuerte, capaz de vivir largos años y de producir frutos apetitosos y sabrosos, de los que los hombres podían extraer un líquido ideal para sazonar la comida, dar fuerza al organismo, aliviar las heridas y también alumbrar la noche. La victoria de la diosa fue aplastante. Zeus decretó vencedora a Atenea, al donar a los ciudadanos la planta más útil y le fue concedida la soberanía sobre toda la región.

Siempre según la mitología, el arte de la agricultura les habría sido enseñado a los hombres por Aristeo, hijo de Apolo y la ninfa Cirene. El cultivo del olivo fue tan importante que Aristeo también habría inventado los sistemas de extracción del aceite, entre los que se encontraría el lagar.

 

       
   
   
   
   
 
© Multi5.com Red de informacion - Aceite de oliva, usos como medicamento y empresas productoras