Estudios preoperatorios

     

Es necesario efectuar siempre un estudio preoperatorio, que podrá ser más o menos completo según sea el caso, y que nos permitirá valorar específicamente al paciente en particular y también será útil para descartar posibles contraindicaciones.

Un estudio preoperatorio comprende una historia clínica, en la que se valoran los antecedentes congenitos o quirurgicos que tengan lugar tales como:

Antecedentes familiares para identificar alteraciones como la hemofilia, en la que la coagulación de la sangre está alterada

Quirúrgicos, ya que la presensia de una cicatriz de una operación antigua puede modificar la programación del tipo de operación a efectuar

Antecedentes de transfusiones sanguíneas efectuadas

Enfermedades o patologías que pueda presentar el paciente (Hipertensión Arterial, Diabetes) y que podrían contraindicar el tratamiento

Traumatismos anteriores en la zona a tratar que podrían haber causado una desviación (por ejemplo, en la nariz) o una fibrosis o cicatrización exagerada interna

La presencia de alergias a medicamentos o a otras causas como podría ser al esparadrapo

El hábito de fumar, que disminuye el aporte sanguíneo a los tejidos.

Asi tambien la exploración y mediciones pre-operatorias de la zona a tratar nos permitirán evaluar el tipo de piel y la consistencia de las estructuras, y facilitan la elección de la técnica quirúrgica a utilizar.

Como exploraciones complementarias, es necesario efectuar casi siempre una analítica sanguínea, un electrocardiograma (ECG) y una radiografía de tórax, que permiten conocer el estado del paciente, y serán de gran utilidad para el anestesista.

En determinados casos, son necesarios otros estudios, como pueden ser las mamografías antes de una cirugía de mamas, o las radiografías o TAC (Tomografía axial Computerizada) de cráneo antes de una cirugía de nariz, para visualizar las posibles desviaciones internas de un tabique nasal.

En Cirugía Estética es imprescindible realizar siempre fotografías sistematizadas (de frente, de perfil, etc...) de la zona a tratar, como testimonio y como herramienta de estudio para que el cirujano pueda preparar la intervención. Permiten además estudiar la simetría de las partes del cuerpo.

Los programas informáticos de simulación de imágenes, que permiten modificar y cambiar una imagen fotográfica ("antes y después") son útiles como herramienta de estudio para el cirujano, pero debido a que no puede existir la garantía de que los cambios efectuados con el ordenador en la fotografías sean realmente posibles de conseguir en el quirófano, debe ser siempre advertido al paciente que contemple los resultados de la simulación, que la imagen que se le enseña es sólo una simulación, y que el resultado de su intervención puede variar.

En determinados casos estará indicada la utilización de las técnicas de REGENERACION TISULAR con plasma enriquecido en factores de crecimiento, para asegurar una optima cicatrización de los tejidos. Este proceso no requiere preparación antes de la intervención, ya que los factores de crecimiento se obtienen de la propia sangre del paciente en el momento de la intervención.

 

Webmasters