Espadas Japonesas

Espadas japonesas, tipos de espada, la katana, arte japones, cultura japonesa, reconocer una buena espada

 

Historia de las Espadas Japonesas

En el año 240 Después de Cristo, le fueron enviadas como presentes a la reina Himeko, desde China, dos espadas y en el año 280 d.c. se importaron más espadas de hierro desde China a Japón.

En el siglo V se fabrican las primeras espadas japonesas de acero y se les llama Chokuto. Éstas espadas japonesas eran rectas y con un solo lado filo.

En el siglo XI se desarrolló el método de endurecer el acero, algo muy típico de las espadas japonesas.

La era de las espadas Chokuto duró hasta el siglo VIII. Es entonces cuando cambia el estilo de luchar, y pasa de ser a pie a ser a caballo. Esto hizo variar la forma de la espada y pasó de ser recta a ser curva.

Éste tipo de espada fue llamada Tachi y era curva y larga de un solo lado filo.

Historia de las Espadas JaponesasEntre el chokuto y el tachi hubo muchas otras formas intermedias, las más comunes fueron las espadas curvas de doble filo, llamadas kogarasumaru y las kenukigatatachi.

La evolución de la espada japonesa ocurre en relevancia a la historia de Japón.

La historia japonesa está dividida en eras:

La era Heian (794-1184)
La era Kamakura (1184-1333)
La era Nanpokucho (1334-1393)
La era Muromachi (1394-1595)
La era de Edo (1596-1867)
Tiempo moderno (1868-hoy)

Después de que los japoneses perdieran la guerra, los americanos prohibieron la fabricación de espadas. Cerca de 400.000 espadas japonesas de gran importancia artística e histórica, terminaron en los Estados Unidos y el arte de la espada japonesa estaba a punto de extinguirse.
En 1953 vuelve a ser legal la fabricación de espadas y se reestablece la tradición.
Viejos maestros que quedaron vivos enseñaron a las nuevas generaciones y hoy en día hay 250 forjadores de espada.

Tipos de espadas japonesas

- El Tanto

Es una especie de puñal fino con un solo filo y se llevaba escondido. Solamente se usaba en caso de emergencia.


- El Sable Japonés, la Katana

Las Katanas eran usadas por los Samurais. Los que hacían este tipo de espada eran tratados con un gran honor.
El proceso para fabricar una espada japonesa de este tipo era largo, había que forjar el metal, darle forma y elaborar la hoja.
La espada Samurai tiene fama por su metal que es irrompible, debido al buen trabajo de los artesanos que tenían que doblar muchas capas de metal hasta convertirlo en la hoja de la espada. Cuantas más capas más fuerte la espada. Se dice que algunas espadas tenían más de cien capas.
Dentro de los sables japoneses encontramos varios tipos:


- Tachi

El Tachi es un sable que ha sido creado para ceremonias y celebraciones cortesanas.
Está decorado profusamente y su hoja está grabada con bellos dibujos.
El Tachi es una especie de sable de gala y raramente se usaba en combate.


- Daisho: Katana y Wakizashi

Este tipo de sable tenía menos decoración y era el arma que el Samurai realmente usaba.
El sable Daisho se sujetaba con una cinta que se pasaba por un ojal de madera que estaba adosado a la vaina.
Hay dos tamaños para éste tipo de sable, katana, que es el mayor y wakizashi, el menor.
El más conocido es el katana y se usa con las dos manos, aunque también se puede usar con una.
El wakizashi se maneja solo con una mano y se usaba en espacios cerrados como castillos y bosques.
Los sables se guardan en unas cajas de madera decoradas que se llaman katana zutsu y los soportes katana kake.


- Iaito

El sable Iaito está hecho con aleación de zinc aluminio y se asemeja a una auténtica katana por su forma, tamaño, peso y balance.
Su principal característica es que está poco afilado, a veces sin filo.
El Iaito está diseñado para entrenar iaido, además de otras artes marciales.

¿Cómo reconocer una buena espada japonesa?

El estudio detallado de las espadas japonesas es un proceso difícil y demanda mucho tiempo (aunque también es muy bien remunerado) así que éstas notas no serán más que una muy rudimentaria guía para apreciar una espada.
Hay un proceso razonablemente lógico para examinar la hoja de una espada japonesa y es usado en la practica del KANTEI NYUSATU. En las sesiones de KANTEI, se le presenta a un participante una hoja con cualquier inscripción que pueda haber en el NAKAGO cubierta y él debe adivinar el nombre del forjador. Si se siguen los procedimientos, esta tarea aparentemente decepcionante puede cumplirse con menos dificultad de lo que se imagina.

Primero la SUGATA o forma de la hoja debe ser examinada. La forma debe aparecer fuerte, la curvatura natural y el KISSEKI deben estar en proporción con el ancho y el largo de la hoja. El MUNE o lomo de la hoja también debe revisarse en su forma y altura. Cuando se examina el SUGATA puede brindar mucha información acerca de la antigüedad de la hoja y hasta de la región donde fue hecha. De todos modos, si la hoja tiene una buena forma y es cómoda en la mano, hay una buena chance que sea de buena calidad. Es imposible que una buena espada tenga una mala forma a menos que haya sido alterada, dañada o reparada de alguna forma. Esto pasa frecuentemente y es muy importante entonces imaginarse el UBU (forma inalterada) de la hoja.
La próxima área a estudiarse es el HAMON, frecuentemente conocido como el lado "templado". Aquí es donde la espada ha sido presionada para formar un área de alto contenido de carbón para mantener un lado afilado. Debe observarse en contraste con el cuerpo de la espada. El HAMON puede tener una infinita cantidad de patrones, pero se ve de un color blanco lechoso en una espada pulida apropiadamente. El borde superior del HAMON debe estar formado por pequeños cristales de martensita llamados NIE. A veces son demasiado pequeños para verse a simple vista y entonces son llamados NIOI. El NIE y el NIOI que rodean al HAMON y forman el patrón del HAMON deben ser examinados muy de cerca, idealmente sosteniendo la hoja a nivel de los ojos y a contraluz. El NIOI-GUCHI (línea del HAMON) debe formar una línea constante y sin rupturas desde el área del MACHI (fondo de la hoja TSUBA) hasta el final de la misma. Una ruptura en el HAMON es un serio defecto y debe ser evitada; se llama NIOI-GIRI. También es importante que el BOSHI (área del HAMON dentro del KSSEKI) cntinúe más allá del borde. Esto también es una seria falla y sólo se permite en espadas de gran importancia histórica y cultural. No se aceptan excepciones en éste punto.
Si el SUGATA y el HAMON pasan la prueba, la espada debería ser buena, sin embargo, debemos asegurarnos de que la espada está hecha a mano y no astutamente producida en masa como un SHOWATO (producida en masa durante la segunda guerra mundial). Esto se asegura examinando bien el JIGANE y JIHADA. El JIGANE es el acero con el que se hace la espada y puede mostrar sutiles cambios de color y textura mientras la JIHADA es el patrón de superficie del JIGANE causado por el proceso de forjado y acentuado por el pulido. La JIHADA aparce como vetas de madera y se describe por su tipo y tamaño (por ejemplo KO-MOKUME, "pequeña borla"). Hay muchos criterios para juzgar la calidad de la JIHADA. Sn embargo para el propósito explicativo de este ensayo, creo que basta con decir que si la JIHADA está presente es una espada forjada a mano.
Mientras realizamos este minucioso examen, las fallas u errores se harán visibles. Algunas de éstas son mas aceptables que otras, dependiendo de la antigüedad de la hoja. En otras palabras, una hoja del siglo XII puede tener algunos defectos que no serían tolerados en una hoja moderna. Sin embargo, todas las fallas o falencias obviamente reducen la belleza y el valor de una hoja. Busquen agujeros o burbujas que puedan indicar aire o impurezas que fueron introducidas durante el proceso de forjado y pueden estar bajo la superficie de la hoja. También chequeen el HA-SAKI (filo) buscando rajaduras finas como cabellos que vayan del filo al HAMON llamados HA-GIRI. Estas son serias fallas producidas por el mal uso de la espada en el corte. A la altura del HA-GIRI se doblaría o quebraría. El HA-GIRI no es aceptable bajo ninguna circunstancia.
Finalmente comienza la inspección del NAKAGO. El NAKAGO en una buena espada siempre debe estar finamente terminado. El patinado debe ser de buen color y el óxido no debe ser limpiado bajo ninguna circunstancia. Si ha alguna inscripción, esta será de gran interés. Un buen MEI será cuidadosamente confidencial y hábilmente escrito, no desprolijo, tembloroso o dubitativo. Casi no interesa si alguien puede leerlo (la mayoría de los japoneses no pueden leer KANJIS antiguos en las inscripciones de las espadas) mientras el grabado se vea confiado y seguro.
Por último voy a referirme a un par de puntos que pueden evitar que se cometan costos errores. La mayoría de las espadas encontradas en el Occidente son de las antes mencionadas SHOWA-TO. Estas fueron hechas en el período SHOWA (1926-1989) y la vasta mayoría fueron manufacturadas en masa por el ejército y la armada imperial durante la guerra del Pacífico. Estas espadas no son considerada verdaderas NIHON-TO y al verse como reflejo del reciente pasado militarista japonés, todavía son ilegales en Japón. Las SHOWA-TO son razonablemente fáciles de reconocer por sus pequeños sellos en el NAKAGO (usualemte SEKI o SHOWA) y frecuentemente están firmadas con caracteres desprolijos y poco cuidados. Frecuentemente hay una pulgada o mas sin filo (conocido como UBU-HA); es encontrado justo arriba del HABAKI. Estas pesadas y torpes espadas son encontradas usualmente en el Gunto (ejército). Generalmente atraen a los coleccionistas militares y no las recomiendo para la práctica del Iai o el serio estudio del arte japonés de las armas.
Habiendo dicho esto, debo agregar que durante el período SHOWA hubo varios herreros que produjeron muy finas hojas. Hay también unas pocas hojas en Gunto que fueron hojas de familia hechas tradicionalmente.
Espero que les halla interesado esta leve reseña; en futuras adiciones hablaremos también sobre el cuidado que debe dar a una espada.